El Arte del Tatuaje: De lo Ancestral a lo Estético

El cuerpo humano es el lienzo donde los tatuajes se inmortalizan desde tiempos remotos, “son una obra de arte, que representa los gustos y los recuerdos de quienes se los graban en su piel”, así lo describe Nadia Iannina Viloria Díaz, artista plástica y del tatuaje.

Por medio de una aguja con tinta, la piel es marcada para siempre con palabras, figuras, formas o dibujos; y aunque el cambio generacional y la masificación del tatuaje en las sociedades contemporáneas hacen que su uso tenga sólo connotaciones estéticas, lo cierto es que esta expresión artística muestra la identidad, la percepción y los aprendizajes de su paso por el mundo de quien lo porta.

El proceso para tatuar la piel es todo un arte, así como el propio tatuaje, pues del cuidado de cada una de las etapas, depende la calidad del trabajo, además de la salud y la satisfacción del cliente.

“Antes de tatuar, el cliente comparte su idea y uno crea un diseño previo. Luego, el cliente acude al estudio de tatuaje, y bajo las más estrictas normas de bioseguridad y salubridad, se procede a tatuar el diseño. Finalmente, se desinfecta la zona y se le dan las recomendaciones de cuidado”, narra Nadia.

Los estilos del tatuaje ayudan a definir la idea previa que se tenga, pues se consolidan como referentes visuales que ayudan a darle vida a la expresión artística. Entre los más destacados se encuentran el Old School, inspirado en los marineros; el Dotwork, que hace uso de los puntos para crear formas; el Estarcido, que simula los graffitis; el Black & Grey, que hace uso de tintas negras, y el Brush o Avantgarde, que imita la técnica de la pintura hecha con pincel.

“Existen tatuadores que usan sólo un estilo, pero finalmente, uno como artista, combina algunos estilos para la construcción del tatuaje”.

En sus inicios, el tatuaje tenía un significado cultural y ancestral, pues representaba los rituales religiosos, el poder de los pueblos, además de la protección de las deidades. Surgió en el Neolítico, luego lo adoptaron los polinesios y finalmente llega a Estados Unidos, desde donde se expande por todo el mundo.

Hace unos 20 años atrás, el tatuaje tuvo percepciones negativas en la sociedad, pues era relacionado con pandillas y delincuentes, “a nuestros papás les parecía un escándalo, pero hoy en día es tan común, que lo extraño es ver a alguien que no tenga un tatuaje”.

Ahora el tatuaje es una práctica frecuente, que hace parte de una sociedad de mente más abierta, cuyos miembros desean expresar sus gustos, su identidad, sus posturas rebeldes, su historia de vida, o simplemente quieren agradarse frente al espejo y frente al sexo opuesto.

El tatuaje es un bien suntuoso, porque dependiendo de su extensión, técnica, y experiencia del tatuador, puede llegar a ser muy costoso. En su Taller de Arte y Estudio de Tatuajes “La Casa en el Aire”, Nadia tatúa a diario a hombres y mujeres de diferentes edades del Área Metropolitana, “las mujeres prefieren las frases, las flores y los animales. Los hombres en cambio les gusta tatuarse personajes, guerreros y caricaturas”.

Quién desee plasmarse en su piel una bella figura de forma profesional y segura, pueden comunicarse con Nadia al teléfono 3127535545.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp
Enviar
RSS
Follow by Email